viernes, 24 de marzo de 2017

El camino

Camino porque hay que avanzar, no por nadie, si no por esquivar los malos pensamientos que rondan mi avatar.

Jesús Roqueta 2017

lunes, 20 de febrero de 2017

Caminando entre fantasmas

Me dio un poco de apuro al principio pero con el tiempo comencé a pasar un poco de la situación.
Se podría denominar: "momento transitorio desesperado" por causa ajena a esa situación en la cual uno no tiene nada que ver pero que si te paras a pensar sabes q al final te acabará afectando, aún así la aplicación del: "pasotismo inducido", volvió a ganarme la partida.
Se solía decir mucho, sobre todo: "insignificancia".
La verborrea continua y los gritos de amenaza, daban pie a una jaqueca que desbordaba todo conocimiento lógico. ¿Nos habíamos vuelto locos?... ¿Se ha vuelto loca la humanidad?, ¿De qué sirve gritar y despotricar?.
- ... Luego se que me echaran las culpas a mi por permanecer impasivo ante tal locura y solo será porque la moda de que gane siempre la mayoría la han implantado como una ley sádica en beneficio de algunos.
Y por eso estoy en contra de todo tipo de violencia por dos sencillas razones: Me gusta disfrutar de éste tiempo concedido.  No me apetece darles la razón a cuatro "listos". A parte de que la paz interior comienza por el comportamiento de cada cual.

Jesús Roqueta 2017

miércoles, 16 de marzo de 2016

El juego del tiempo

Suplicas de un te quiero de un me faltas de un perdón.
En la hora ya pasada, no sirve de nada. Luego nos remuerde la conciencia y comenzamos a buscar pretextos, excusas de justificación para absolvernos de una cargar por el resto de nuestro insignificante tiempo.
Otros se escudan, sabedores, jugando en el bando que mas les interesa, sin saberlo han entrado en el juego, aunque piensen que no va con ellos, porque en la prolongación del tiempo todo se da la vuelta y quedan fuera observados por aquellos ahora conocedores.
Saber y callar por miedo a perjudicar. Preferible la cruda realidad en su debido momento que cuando la solución queda lejos, entonces silencio, este estará escudando tu alma.
Si pretendes que tu suerte va a cambiar gracias a desgracias ajenas, es que eres un ser cobarde.
Te puedo hablar de aquellos que han sido valientes aunque hayan perdido una y mil veces, estos se levantan, recogen lo poco que les queda y emprenden camino, ese que los desconocidos lo denominan ilusión. También puedo hablar de los cobardes, a lo largo de toda mi vida también he conocido unos pocos, pero no voy a malgastar mi tiempo en ellos. Solos se destruyen... Como digo en ocasiones: "Malos tiempos, mejores amigos"... No es otra cosa que limpieza general.
Reconozco que he sido en muchas ocasiones un "impertinente" con las personas, pero te diré las cosas claras y en la cara. Es un vicio mio, ese de dormir tranquilo. Y prefiero quedar como un borde, incluso que me denominen como pariente de un ser bobino, que andar con engañifas y miserias.
Todos sabemos que la vida es; ¿complicada?. Perdón, nos la complicamos o nos la complican, que es muy diferente. Es como cruzar la calle, puedes comprobar si viene algún vehículo o jugar a tener suerte.

Jesús Roqueta 2017

miércoles, 3 de febrero de 2016

Un fruto sincero de adulaciones

Me emociona verme rodeado de caras sonrientes, porque es un fruto, muy respetable de personas felices, nada más. Además se les denota un cierto aire sincero de esos que no hace falta que lleven hasta el extremo de fingir amabilidad por algún tipo de necesidad.
Aunque existen las excepciones.
Simplemente y con llaneza, solté una sinceridad de esas que atraviesan la piel, lógicamente se me enfureció con despotrique incorporado y todo. Pedí disculpas por haberla "ofendido" al ir de cara y en ese preciso instante supe que tan solo las adulaciones complacen a los necios. (En otra vida la adulé y conseguí llevarla a la cama y dejarla bien ..."apretada" -iba a decir lo que corresponde, mejor no-, mas tarde fui decretado "persona non grata", vamos, un sinvergüenza). No entendía nada de todo aquello que me estaba sucediendo. 
-Perdón, si lo que queríais escuchar son falsedades, no estoy nada acostumbrado a esa mierda de juego-.
A nadie le gusta la sinceridad agria, por ser un trago amargo en un mundo repleto de elegancia y perfección sarcástica, por supuesto. Suelo ser bastante educado, incluso en situaciones peliagudas de esas que sacaría a cualquiera de sus casillas, aun así digo lo que me place, cuando me place y al que le pique que se rasque, pero eso si, siempre con mucha calma, tranquilidad y sobre todo educación, sabiendo donde se pisa, es lo mas cauteloso. 
También es importante saber cuando debes retirarte.
No me gusta despedirme con un adiós de esos de lengua afilada, no va conmigo, sencillamente al final por causa desconocida terminas encontrando bien por accidente, bien por necesidad a la persona no deseada, por lo tanto como en otras ocasiones, prefiero no escupir el agua que me ofrecen, terminar con la gratitud de un "hasta luego"o "nos vemos" y de este modo dejar la puerta abierta, porque si hay algo que gira además de la tierra, es la vida.
Busca en los rostros sonrientes, sus portadores te darán esa paz, esa felicidad que no tiene precio, sólo por eso me emociona verme rodeado de caras llenas de sinceridad viva.

© Jesús Roqueta 2016 ©


Entradas populares